SITIOS SAGRADOS

EGIPTO

Un manuscrito de casi 4000 años revela que la supuesta obsesión de los antiguos egipcios con la muerte puede no ser tan cierta como se cree.