EL PRECIO DE LA HISTORIA: ESTILO INGLÉS