BÍBLIA

Un descubrimiento que desmiente a la Biblia, según investigadores israelíes

¿En qué año llegaron los camellos domesticados a Israel? Esta pregunta puede parecer de poca importancia, o solo interesante para especialistas, pero podría ser la clave para demostrar la falacia de los textos bíblicos, según propone un grupo de arqueólogos israelíes. Estos científicos de la Universidad de Tel Aviv utilizaron la tecnología de datación por radiocarbono para determinar en qué momento histórico se introdujeron los camellos domesticados en el territorio que actualmente corresponde a Israel, y sus conclusiones indican, con mucha precisión, que este evento tuvo lugar en el siglo IX antes de Cristo. No obstante, el Antiguo Testamento menciona, en las historias de Abraham y Jacob, entre los años 2000 y 1500 a.C, la presencia de camellos… animal que no habría llegado a la región sino varios siglos más tarde.

El presente estudio explica que los camellos domesticados cruzaron, entre los años 1200 y 900 a.C., desde la península Arábiga hasta Israel por el valle de Aravá, extendido a lo largo de la frontera de dicho país con Jordania, desde el Mar Muerto hasta el Mar Rojo. Junto a las evidencias de su investigación, los arqueólogos publicaron que “Además de cuestionar la historicidad de la Biblia, este anacronismo es una prueba directa de que el texto se escribió mucho después de los acontecimientos que describe; las pocas huellas de camellos que se encuentran en las capas arqueológicas anteriores pertenecían probablemente a camellos salvajes que estaban en la región de Levante meridional desde el Neolítico, o incluso antes.”