RASPUTIN

La verdadera historia del asesinato del místico ruso Rasputín

Grigori Rasputín es uno de los más célebres personajes de la historia rusa. Tan carismático como controversial, fue tildado de místico, acusado de ser amante de la zarina Alejandra Fiódorovna, y hoy es igualmente despreciado como admirado por gran parte del mundo. Como sea, su vida y su muerte, a manos de los adversarios de la aristocracia rusa, están rodeadas de más mitos que verdades.

Rasputín tenía gran influencia sobre la zarina, quien estaba convencida de que sus poderes místicos podrían ayudar a su hijo hemofílico, Alexéi. Pero “las fuerzas oscuras que rodeaban al trono” constituían una preocupación para los simpatizantes de la alianza de Rusia con Francia, que sospechaban que Rasputín socavaba la política exterior rusa.

El monje fue asesinado por el príncipe Felix Yusupov y Vladimir Purishkevich la noche del 30 de Diciembre de 1916. Se supone que Yusupov lo citó para reunirse con su esposa Irina (quien en realidad se encontraba en Crimea) y lo condujo al sótano donde le ofreció pasteles envenenados. Estos no funcionaron y Purishkevich acabó disparando cuatro veces a la espalda de Rasputín.

Resulta extraño que Rasputín creyera que podía sacar provecho a una reunión con la gran duquesa Irina. Además, el ministro del Interior ruso, Alexander Protopopov le había advertido que existía un complot para asesinarlo, por lo que continúa siendo un misterio el motivo que lo llevó al palacio de Yusupov.

Quienes conocían bien al místico ruso aseguran que la historia de los pasteles envenenados tiene poco sentido, ya que él rechazaba este tipo de alimentos alegando que dañaban sus poderes. Los guardias declararon que oyeron sólo cuatro tiros consecutivos, y un patólogo informó que la causa de muerte fue la intensa hemorragia en el abdomen causada por uno de los disparos. El escenario más probable es que Rasputín haya sido asesinado a quemarropa cuando ingresó al palacio. La familia real fue ejecutada por los revolucionarios de Octubre, tiempo después, en 1918.

 

 

Video relacionado:

 


Fuente: BBC

Imagen: Shutterstock