LA BIBLIA

La piedra que puede demostrar la verdad histórica de la Biblia, o el mejor de los fraudes

En el año 2001, salió a la luz lo que parecía ser la evidencia más buscada de la existencia del lugar que la Biblia llama “La casa del Señor”, es decir, el templo de Salomón, edificado para guardar el arca de la Alianza (cofre sagrado que contenía las tablas de los Diez Mandamientos).

 

 

Se trata de una piedra negra, presuntamente del año 1000 a. C., que describe reparaciones realizadas por el rey Joás al templo de Salomón. El servicio Geológico de Israel analizó la tableta para verificar su autenticidad y, en 2003, concluyó que la pieza era genuina.

Pero cuando el Museo de Israel quiso llevar a cabo sus propias verificaciones, tanto la piedra, como el hombre que la había revelado, desaparecieron sin dejar rastro. Tras una intensa búsqueda se determinó que el hombre de la tableta había sido contratado por el dueño de la más grande colección de antigüedades en Israel: Oded Golan.

 

 

Un comité de lingüistas y científicos examinó minuciosamente la tableta y determinó que la misma había sido realizada por un sofisticado equipo de falsificadores. Golan fue acusado de falsificar antigüedades y su juicio se prolongó hasta 2012, momento en que fue absuelto de todos los cargos, por no poder probarse su caso.

El debate sobre la veracidad de la tableta aún persiste; muchos expertos la dan por absolutamente falsa y otros tantos afirman que es difícil creer que un equipo de falsificadores tenga la capacidad de conocer con tanta certeza aspectos físicos, paleográficos, lingüísticos y bíblicos, como para reproducir tal objeto.


Fuente: BBC