HUMANIDAD

La iglesia católica no siempre se opuso al aborto

A pesar de que durante las últimas décadas la Iglesia Católica Apostólica Romana es una de las instituciones que con más fuerza se pronuncia en contra de la legalización del aborto, lo cierto es que sus doctrinas no siempre se opusieron a esta práctica. Muchos teólogos católicos consideraron que el alma comenzaba a existir solo en el momento en el que el feto adquiría forma humana. La Biblia, por su parte, se expresa con ambigüedad y poca claridad sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

San Agustín de Hipona (354-430 d.C), uno de los mayores pensadores del cristianismo, escribió que el embrión comenzaba a tener alma 45 días después de su concepción. Santo Tomás de Aquino (1225-1274), el gran teólogo medieval, opinaba por su parte que abortar durante las primeras semanas del embrión era equiparable a otros métodos anticonceptivos, una práctica reprochable, pero no homicida.

Fue recién en 1869, durante el papado de Pío IX, que la Iglesia comenzó a considerar el aborto un asesinato, al dictaminar que los embriones poseían un alma humana desde el momento de la concepción


Fuente: infobae.com

Imagen: Shutterstock