EGIPTO

Hallan bacteria mortal en tumba egipcia

Arqueólogos encontraron el queso más antiguo del mundo en una tumba egipcia. El alimento habría sido enterrado hace 3200 años junto con un hombre llamado Ptahmes, que fue alcalde de la ciudad de Menfis. Los investigadores también descubrieron que el queso contenía una bacteria mortífera.

A pesar de que la tumba de Ptahmes fue descubierta en 1885, las excavaciones recientes continúan revelando secretos del antiguo Egipto. En una de estas incursiones, el queso fue encontrado en una jarra. Dentro de ella también había un pedazo de tela, probablemente utilizado para preservar su contenido. Al analizar el alimento, los expertos constataron que el producto había sido hecho de leche de vaca mezclada con leche de cabra u oveja.

"Las características de la tela indican que se utilizaba para envolver algo sólido y no líquido, lo que sugiere que el producto lácteo era un pedazo de queso", dijeron los investigadores. Según el científico, Enrico Greco, de la Universidad de Catania, en Italia, el residuo es más antiguo que otras evidencias antiguas de queso encontradas anteriormente en excavaciones en Europa, China y el norte de África.

El análisis también sugiere que el alimento estaba contaminado con la bacteria Brucella melitensis, que causa la brucelosis. Esta enfermedad, potencialmente mortal, es transmitida de animales a personas, generalmente por la ingestión de leche que no pasó por el proceso de pasteurización. Si el análisis preliminar es confirmado, será la más antigua evidencia biomolecular de esta enfermedad.


Fuente: Proteomic Analyses on an Ancient Egyptian Cheese and Biomolecular Evidence of Brucellosis

Imagen: Shutterstock