CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Este sería el invento más importante de la historia

Desde la aparición de los primeros homínidos, la humanidad recorrió un largo y sobresaltado camino, lleno de trágicas hambrunas y cruentas guerras, hasta llegar a la actualidad. En esta travesía los inventos jugaron, y siguen jugando,  un papel fundamental a la hora de acelerar los procesos evolutivos.

A pesar de lo revolucionarios que resultaron en su época la máquina de vapor, la imprenta, la rueda, la electricidad o el telégrafo, ninguna invención cambió tan drásticamente la vida de los hombres en la tierra como el arado.

La agricultura y la ganadería permitieron que diversos grupos humanos abandonen su vida nómade para abrazar el sedentarismo. Los primeros arados aparecieron en la antigua Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Éufrates, y alteraron completamente los ritmos de trabajo al facilitar la labranza de la tierra hasta puntos inimaginables.

Alrededor del año 3.000 a. C. se implementaron los primeros arados tirados por bueyes. Posteriormente, durante el Imperio Romano, las primeras cuchillas de hierro facilitaron todavía más la siembra.

Estos inventos permitieron que existiera por primera vez en la historia excedente de comida, y fue justamente esta capacidad de acumular alimentos, la que facilitó la aparición de los oficios especializados. Constructores, artesanos y médicos, aceleraron violentamente la evolución de las sociedades.


Fuente: abc.es