Todos los horarios
HUMANIDAD

El último heredero de la profesión más rara del mundo

Se trata de un trabajo milenario, que desde hace siglos practican los pueblos originarios de la provincia ecuatoriana de Chimborazo. La evolución tecnológica ha acabado con muchas profesiones y tal podría ser el caso del último hielero, el heredero de un oficio ancestral.

 

Videos más vistos del mes: La ciudad prohibida de China 

 

La provincia de Chimborazo debe su nombre al volcán más alto del planeta, con 6.263 metros de altura, situado en esta región de Ecuador. Allí es posible encontrar a Baltazar Ushca, que desde los 15 años de edad se dedica a recoger hielo en el volcán.

Hoy tiene 74 años y, como el primer día, recorre un largo camino desde Guano, su pueblo natal, hasta un punto del volcán, a unos 4.700 metros de altura, para recoger el hielo que más tarde se usará en los jugos el mercado central de la ciudad de Riobamba.

Hoy, Baltazar trabaja con su yerno Juan Ushca, que además es socio y aprendiz del oficio de hielero. Juntos, cortan el hielo eterno con un hacha, lo rodean con cuerdas de paja que ellos mismos fabrican, y lo trasladan a lomo de burro hasta Riobamba.

Aunque no gana mucho, su oficio es uno de los más respetados y queridos de la comunidad de Guano, en donde Baltazar tiene su propio museo, un lugar que recopila las hazañas y proezas que ha realizado en la cima del mundo.


Fuente: RT