CALENTAMIENTO GLOBAL

El calentamiento global está haciendo surgir enfermedades mortíferas

Los nocivos efectos del calentamiento global en el planeta son un hecho. Más allá del descongelamiento de los polos y el cambio climático, este fenómeno está dando lugar a una larga serie de atrocidades: las enfermedades que, viejas o nuevas, incrementaron su presencia en el último tiempo, representan quizá la más dramática novedad.

En julio de 2016, más de 2 mil renos murieron por un brote de Ántrax, que halló su origen entre los restos de un reno cuyo cadáver salió a la superficie cuando el hielo se derritió. Algo similar sucedió en 2015, cuando se encontró un patógeno congelado que se mantenía infeccioso después de 30 mil años, a pesar de que se creía extinguido.

El Zika es otro de los grandes desafíos del siglo XXI, ya que cuando el mosquito pica a las embarazadas puede producir microcefalia en los bebés o incluso abortos espontáneos. El incremento de las zonas secas en el planeta y la necesidad de recolectar agua de lluvia, haría que el mosquito Aedes aegypti, también transmisor del dengue y el chikungunya, se propague con mayor facilidad por todo el mundo.

A su vez, el aumento de las inundaciones y de la temperatura promedio ha derivado en un incremento de los casos de cólera, enfermedad que provoca una diarrea mortal y que se contagia esencialmente por el consumo de agua contaminada. El futuro aumento de la sequía también podría llevar a que las acumulaciones de agua concentren bacterias de esta enfermedad.

 

 

 


Los videos más vistos del mes: 

 

 


Fuente: supercuorioso.com

Imagen: Shutterstock