Todos los horarios
HISTORY FÚTBOL

Carol II, el rey rumano obsesionado con la copa del mundo

Del primer campeonato mundial de fútbol, celebrado en Uruguay en 1930, participaron solamente cuatro equipos europeos: Belgica, Francia, Yugoslavia y Rumania. Este último llegó a la competición impulsado por la obsesión de su gobernante, el rey Carol II, con el balón.

 

 

Carol era nieto del duque de Edimburgo y fue precisamente en una de sus estadías en Escocia que adquirió su pasión por el fútbol, muy popular en las islas británicas.

 

 

El equipo rumano debió atravesar diversas vicisitudes para llegar al mundial. La primera fue convencer a los patrones de la Anglo-Persian Oil Company, compañía para la que trabajaba la mayoría de los jugadores de la selección, de concederle permisos a sus empleados para participar del campeonato.

Los jugadores de Rumanía viajaron a Uruguay en barco acompañados del entrenador, un delegado, el vicepresidente de la Federación, el Tesorero y un periodista. El mismo Carol II planeaba acompañar a su delegación, pero asuntos urgentes de la corona lo obligaron a regresar a su país. De cualquier forma la selección rumana fue descalificada tras perder el segundo partido del certamen 4 a 0 contra Uruguay.

Hasta el día de su muerte en el exilio, Carol II, todavía obsesionado con el fútbol, afirmó que otro hubiese sido el destino del equipo rumano en el mundial de 1930 si el hubiese podido estar allí para acompañarlo.


Fuente: marca.com