Ciudades que cautivan

BOGOTÁ

Bogotá es la capital de Colombia, está ubicada en el centro del país sobre una extensa planicie en la Cordillera de los Andes a 2.600 metros sobre el nivel del mar, tiene una población cercana a los ocho millones de habitantes provenientes de todos los rincones del mundo. Es una ciudad tan diversa como el país entero, es el centro cultural más importante de Colombia y un lugar con centenares de sitios por conocer y actividades por realizar.

De acuerdo al último ranking publicado por la Asociación Nacional de Congresos y Convenciones – ICCA de países y ciudades con mayor realización de eventos a nivel mundial, Bogotá pasó a convertirse en la primera ciudad del país con mayor número de eventos realizados, en América Latina mejoró su posición del 9 al 6, y en el mundo se ubicó entre los primeras 50 ciudades al lograr durante 2012 el puesto número 29.

Bogotá es una ciudad en transformación, la renovación urbana es visible en todos los sectores: el sistema de transporte masivo Transmilenio cambió la cara de las principales vías de la capital, nuevos edificios de oficinas, hoteles, centros comerciales y vivienda, así como la construcción y mejoramiento de parques y bibliotecas fueron los motivos para que en 2006 recibiera el Golden Lion Award, entregado por la Biennale de Venezia por su renovación urbana, o para que el New York Times la nombrara como uno de los 31 destinos por visitar en 2010.

Bogotá es una ciudad para todos, hay actividades y planes para cada gusto. Cuenta con zonas de vida nocturna de diferentes estilos y ambientes: discotecas, bares, pubs, fábricas artesanales de cerveza y clubes donde la diversión y el baile son el factor primordial.

La gastronomía en la ciudad también merece ser explorada y disfrutada, acá la oferta de comida típica local y extranjera es amplia y reconocida como una de las mejores de Latinoamérica. Puedes probar los platos típicos de la región como el ajiaco, el cocido, el tamal o las almojábanas y probar los jugos de frutas y postres colombianos.

Monserrate, El Chicó o Usaquén reciben a los habitantes y visitantes con los brazos abiertos, el día se hace corto para explorar y descubrir todo lo que ofrecen estos maravillosos lugares. Otra opción es visitar uno de los parques de la ciudad y hacer deporte, caminar, contemplar la naturaleza o simplemente sentarse a leer un libro.

En las zonas y centros comerciales de Bogotá encuentras todo lo que quieras, las mejores tiendas de ropa, zapatos, accesorios, joyas, tecnología, antigüedades, artesanías y cualquier cosa que busques. Acá ir de compras es deleitarte con sus almacenes y terminar la jornada en uno de los bares o restaurantes de la ciudad.

 

El Centro Histórico de La Candelaria es un lugar mágico, acá están las casas que recibieron la vida colonial y el movimiento independista, los balcones y puertas de madera son los testigos del paso del tiempo y de la actualidad, a pocos metros del centro histórico está el centro internacional con sus oficinas y edificios modernos. En el centro de la ciudad es como una máquina del tiempo que te lleva del Siglo XVIII al XXI en pocas cuadras.

Las zonas empresariales y de oficinas reciben a los empresarios de todos los lugares del mundo, Corferias alberga las principales ferias comerciales y de negocios del país y la oferta hotelera es variada y distribuida en los sectores turísticos, culturales y de negocios de la ciudad.

Bogotá es también el punto de encuentro de Colombia, acá todas las culturas de todas las regiones tienen cabida. Desde la gastronomía de la zona cafetera hasta la alegría de la región caribe, pasando por el legado artesanal de Boyacá y la fiesta del Valle del Cauca se encuentran acá. Bogotá es sencillamente la unión de todo lo mejor de Colombia, es un lugar infinito por conocer.

Santa Fe de Antioquia

Desde su fundación en diciembre de 1541, Santa Fe de Antioquia ha sido una de las ciudades más célebres de Colombia. La ciudad creció gracias al comercio de café, frutas y la extracción de minerales y piedras preciosas. El casco histórico de la ciudad conserva la mayor parte de las edificaciones coloniales y las calles empedradas que fueran construidas siglos atrás. Mención aparte merecen las antiguas iglesias de la ciudad, entre las que se destacan la Catedral de la Inmaculada Concepción, una de las más bellas de Colombia, la de Santa Bárbara con su espectacular pórtico barroco y la de Jesús Nazareno.

Dicen los antioqueños que Santa Fe de Antioquia es la madre de la cultura paisa. Fundado en 1541 y declarado Patrimonio Nacional, es uno de los pueblitos más emblemáticos del país. A cada lado de sus calles empedradas se levantan típicas casitas coloniales de paredes blancas y techos altos que dejan el aire circular y refrescar las casas.

Santa Fe se ufana de tener varias de las iglesias más bonitas de Colombia, cada una con un estilo muy diferente de la otra. Entre sus atractivos también se encuentra el legendario Puente de Occidente construido en 1887. Además, es la tierra del tamarindo y de las frutas, perfecto para sorprender el paladar con nuevos sabores tropicales.

Guatapé, por su parte, es un pueblito que en las paredes de todas sus casas da una muestra de las habilidades artísticas de sus habitantes. Los zócalos bajo sus ventanas expresan lo mejor de la tradición paisa con figuras de arrieros, silleteros, flores y animales o simples figuras geométricas de inspiración española.

Un embalse que cubrió algunas montañas y una enorme roca de 220 metros, desde la cual hay una preciosa vista son otros de los mayores atractivos de Guatapé. En días despejados y de aguas tranquilas, el cielo parece caer a pedacitos entre cada monte.

MEDELLÍN

Muchos viajeros conocen Medellín por su colorida Feria de Flores y su fama no es gratuita. En pocos lugares del mundo se ve la extensa variedad de flores y estilos de silletas que durante el evento. Desde 1957, la feria es una de las mejores muestras de la cultura paisa (nombre con el cual se le conoce a los habitantes de Medellín y Antioquia) con sus fondas o tiendas con los más exquisitos y tipicos productos gastronómicos y artesanales.

La ciuda entera se prepara para la fiesta y cierra algunas de sus calles para el memorable Desfile de Silleteros, en el cual participan cultivadores y floristas con hermosas silletas de hasta 160 kilos, que cargan sobre sus espaldas en un recorrido que hacen en 4 horas.

Medellín también es un destino para la moda, no sólo por sus numerosos centros y áreas comerciales sino por la excelencia de sus tejidos y el ingenio de las prendas de diseñadores colombianos que ahí se exhiben. Además como uno de los lugares donde pueden encontrarse artesanías de todo el país, los viajeros pueden encontrar todo tipo de tejidos, cerámicas, enseres de cocina y accesorios como carteras y joyería de altísima calidad.

Todo ese auge comercial convierte a esta productiva ciudad en un atractivo destino de negocios y convenciones. Las instalaciones de su centro de convenciones Plaza Mayor, del Palacio de Exposiciones o del Hotel Intercontinental, son perfectas para eventos de talla internacional, como se comprobó durante la reunión del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, en 2009.

CALI

Cali se distingue en Colombia como capital de la “rumba”, la fiesta callejera, el baile y la salsa. Los caleños han desarrollado una cultura lúdica y hedonista, en armonía con el entorno natural y la vida campestre.

Cali es una ciudad de grandes espacios para el turismo y la recreación. La capital del Valle del Cauca es la tercera ciudad de Colombia, y abundan en ella las mujeres hermosas, los sitios de valor histórico y espacios para la diversión diurna y nocturna que hacen de ella una meca del turismo. Cali es uno de los principales centros económicos e industriales del país y el principal centro urbano, económico, industrial y agrario del suroccidente colombiano.

En Cali los pies no caminan sino bailan.

Los domingos, los caleños rinden culto a los ríos. Se trasladan en masa a bañarse en las corrientes frías que bajan de los cerros, en particular en el río Pance. Quien camina río arriba, llega al campamento de la Fundación Farallones, donde hay albergue y guianza para conocer el Parque.

Cali es conocida como la capital de la salsa. Por las noches, los caleños rinden culto al baile. En Juanchito, los humildes tablados de la zona mulata son ahora danzódromos muy concurridos por todo Cali y por los turistas.

Cali y el Valle del Cauca se identifican por su gastronomía tradicional, una cocina que funde las herencias española, indígena y africana, dando un sabor único. Así nacen el sancocho de gallina, el arroz atollado, la sopa de tortillas, el aborrajado, las tostadas de plátano verde con hogao y los tamales.

Además, sus valles cañeros originaron una variedad de dulces como las colaciones, el manjar blanco, la gelatina, las cocadas y el champús, bebida hecha con maíz, pulpa de lulo, trozos de piña, canela y melado de panela.